OMS: reproductores musicales ponen en riesgo la salud auditiva

Los reproductores musicales como el Mp3, Ipod o móviles pueden poner en riesgo la salud auditiva al escuchar la música en altos volúmenes.

Las cifras no mienten y es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica, es preocupante el porcentaje de jóvenes que sufren pérdidas auditivas.

Todo esto se debe por el exceso de volumen utilizado, para escuchar la música en los reproductores musicales con auriculares.

 

Normativa para controlar el sonido de los reproductores musicales

Con esto se busca que el usuario pueda tener un uso razonable del volumen de sus audios y así cuidar de su salud auricular.

Por ello, han creado una normativa en conjunto con la Unión Internacional de Comunicaciones y otras dependencias de la ONU.

En esta normativa se insta a los fabricantes de Smartphone y lectores de audio, implementar sistemas que permitan controlar los sonidos de los audios.

Se trata de que los aparatos alerten al usuario sobre los niveles sonoros adecuados, para escuchar la música y de la duración del audio.

Asi lo propuso Shelly Chadha, médico de la OMS:

“Lo que nosotros proponemos es que sus smartphones estén equipados con un contador de velocidad, un sistema de medición que le informe sobre la cantidad de sonido que usted está recibiendo y que le indique si supera el límite»

Todo esto se debe al riesgo que corren de sufrir pérdidas auditivas, por escuchar música con sonidos muy fuertes y exposición prolongada como lo muestran las siguientes cifras:

  • 1.100 millones de jóvenes entre 12 a 35 años están propensos a la perdida de la audición.
  • 5% de la población mundial, es decir unas 466 millones de personas, de los cuales 34 millones de niños, sufren pérdida auditiva.
  • Aproximadamente un 30% de los adultos presentan disminución auditiva.

Esto también se debe a la falta de información que tienen los usuarios sobre el riesgo sonoro.

Por ello, deben ser utilizados con niveles de volúmenes adecuados para no dañar la audición.

 

¿Cómo saber sí el volumen es adecuado?

Lo primero es tener conciencia de no usar volúmenes tan altos, para que le permitan lo siguiente:

  1. Un volumen adecuado permitirá escuchar las conversaciones de las personas que están alrededor.
  2. No tener necesidad de gritar para que se sientan escuchados.
  3. Las personas que están alrededor no deben escuchar la música que sale de los auriculares.
  4. Escuchar música con más de 85 decibelios se considera excesivo.

La música es una forma de expresión y es muy placentera escucharla, pero hay que tomar previsiones en los reproductores musicales.

Por ello, con los controles que propone la OMS se busca reducir los porcentajes de personas con daños auditivos por el exceso y prolongado uso de altos volúmenes al escuchar música.

Deja un comentario